21.05.2012 | Mundo


Acuerdo prepara el camino para mejorar las condiciones laborales de la pesca

Los representantes de los empresarios y de los sindicatos en el sector de la pesca marítima de la Unión Europea han firmado un acuerdo para garantizar que los pescadores tengan unas condiciones laborales dignas a bordo de los buques pesqueros con respecto a los requisitos mínimos de las condiciones de servicio, alojamiento y alimentación, protección de la seguridad e higiene en el trabajo, atención médica y seguridad social. Este acuerdo aplica a nivel de la UE el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo sobre el trabajo en el sector pesquero.

  • imagenes fotos
  • László Andor

    László Andor

Los interlocutores sociales de la UE tienen la intención de pedir a la Comisión que presente su acuerdo al Consejo de Ministros de la UE para aplicarlo a través de una Directiva de la UE, de conformidad con el artículo 155 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y hacer así que las normas sean jurídicamente vinculantes en la UE y permitir una ratificación más rápida del Convenio de la OIT.

El acuerdo ha sido firmado por Javier Garat, Presidente de Europêche, y por Giampaolo Buonfiglio, en nombre del COGECA, como presidente del Grupo de Trabajo sobre la Pesca del COPA-COGECA, por parte de los empresarios. Eduardo Chagas, Secretario General de la Federación Europea de Trabajadores del Transporte (ETF), ha firmado como representante de los trabajadores. El acuerdo se ha firmado en la conferencia del Día Marítimo Europeo, que tiene lugar los días 21 y 22 de mayo en Gotemburgo, Suecia.

La Comisaria Maria Damanaki, responsable de Asuntos Marítimos y Pesca, que estaba presente en el acto de la firma, ha dicho lo siguiente: «Este acuerdo es la etapa clave para obligar jurídicamente a los Estados miembros de la UE a mejorar las condiciones de trabajo de los pescadores de Europa. Es aplicable, en principio, a todos los buques pesqueros y a todos los pescadores, incluidas las tripulaciones multinacionales. Obliga a las autoridades a controlar si se cumplen las normas, y alienta la coordinación entre las autoridades pertinentes. Hacer de la pesca una profesión más segura y atractiva es uno de los objetivos de la reforma en curso de la Política Pesquera Común.».

Por su parte, el Comisario László Andor, responsable de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, ha declarado: «Me congratulo de este acuerdo que fija parámetros claros para la mejora de las condiciones laborales y de la seguridad e higiene de los trabajadores de la pesca. El acuerdo demuestra cómo el diálogo social puede desempeñar un papel importante en la elaboración de la normativa de la UE.».

Antecedentes

La globalización ha afectado profundamente al sector pesquero y es necesario fomentar y proteger los derechos de los pescadores. El riesgo de accidentes que provocan lesiones o la muerte es 2,4 veces mayor en el sector de la pesca marítima que el valor medio de todos los sectores de la UE. La industria pesquera representa el 7 % del total de víctimas mortales en el lugar de trabajo en todo el mundo, aunque, con 355 000 personas trabajando en el sector pesquero, emplea a menos del 0,2 % de la mano de obra de la UE. El sector pesquero es una importante fuente de empleo en algunos Estados miembros (como en Grecia, con el 1,5 %) y regiones (como la región española de Galicia, con el 3 %) o municipios costeros (como el pueblo irlandés de Killybegs, con el 68 %).

El Convenio n° 188 de la OIT recoge y completa otros convenios de la OIT ya vigentes, y fija los requisitos mínimos para trabajar a bordo de buques pesqueros, en relación con aspectos como el alojamiento y la alimentación, la seguridad e higiene, la asistencia médica, las condiciones contractuales y la seguridad social. Se complementa con la Recomendación de la OIT n° 199. Aunque fue adoptado por la Conferencia General de la OIT en junio de 2007, el Convenio aún no ha entrado en vigor, ya que debe ser ratificado por al menos diez signatarios.

El Tratado de la UE otorga a los interlocutores sociales de la UE la facultad de solicitar que un acuerdo firmado por ellos mismos se convierta en legislación de la UE mediante una Decisión del Consejo, y se haga así jurídicamente vinculante para todos los Estados miembros de la UE. El acuerdo firmado hoy no solo reforzará la aplicación del Convenio de la OIT, sino que también preparará el camino para su plena ratificación por los Estados miembros de la UE a finales de 2012, a fin de que el Convenio pueda entrar en vigor en todo el mundo en 2013.

El acuerdo es consecuencia de las negociaciones, iniciadas en 2010, entre los interlocutores sociales europeos en el sector de la pesca marítima (Europêche- COGECA, que representan a los empresarios, y la Federación Europea de Trabajadores del Transporte, por parte de los trabajadores).

Es necesario adoptar normas legislativas tanto nacionales como de la UE para que se ratifique el Convenio. Con respecto a la legislación de la UE, la Comisión inició un proceso legislativo a través de la consulta de los interlocutores sociales en 2007. El 7 de junio de 2010, el Consejo adoptó una Decisión que autoriza a los Estados miembros a ratificar, en interés de la UE, el Convenio de la OIT, y en la que se establece que «los Estados miembros procurarán tomar las medidas necesarias para depositar sus instrumentos de ratificación del Convenio […] lo antes posible, y de preferencia antes del 31 de diciembre de 2012».

Disponer del marco jurídico es solo el primer paso. Los Estados miembros de la UE deben garantizar, mediante controles e inspecciones, que se cumplen las normas. Esto claramente es aplicable no solo a los buques pesqueros que enarbolen pabellón de un Estado miembro de la UE, sino también a los buques que enarbolen pabellón de Estados que no han ratificado el Convenio, cuando hagan escala en un puerto de la UE.

La Comisión ayudará a los Estados miembros a desempeñar sus funciones. Además, el Fondo Europeo de Pesca y, a partir de 2014, el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, van a ayudar financieramente a la industria pesquera para mejorar la seguridad a bordo de los buques y para que los trabajadores asistan a cursos específicos de formación.

Un estudio reciente de 24 municipios costeros de Europa ha demostrado que las flotas tienen dificultades crecientes para completar las tripulaciones con personal local y bien cualificado, por lo que tienen que recurrir a nacionales de países de fuera de la UE y, en flotas de pequeña escala, utilizar trabajadores que siguen en activo más allá de la edad legal de jubilación. El estudio muestra que la pesca, simplemente, no ofrece una perspectiva de carrera atractiva. El descenso de las capturas y, por lo tanto, lo incierto de las perspectivas de futuro, así como unos salarios relativamente bajos, tienen tan solo parte de la culpa. Los problemas de seguridad y las difíciles condiciones de trabajo a bordo de los buques pesqueros son otra parte del problema.




Publicar un comentario


Próximos eventos




¿Qué nombre le parece a usted el más adecuado?

  • Responsabilidad Social Corporativa
  • Responsabilidad Social Empresaria (RSE)
  • Sustentabilidad

Ver Resultados