30.11.2006 |


Mujeres operarias en la industria petrolera

La empresa OPS Argentina está desarrollando una política para incorporar mujeres para manejar camiones y maquinarias pesadas (palas excavadoras, topadores, etc.) La compañía petrolera de Rincón de los Sauces es una empresa chica —entre los gigantes del sector— que se dedica fundamentalmente al movimiento de suelos. Trajeron camiones y maquinarias de última generación y como debían formar operarios decidieron que serían mujeres. Espera que ellas sean más cuidadosas y precavidas que los hombres y tener un rédito en ese sentido.

 

Se presentaron más de 400 postulantes, aunque el 40% no vivía en Rincón de los Sauces (ubicado al norte de la provincia, en el límite con Mendoza), que era un requisito indispensable.
La mayoría eran chicas de 20 a 28 años. El 90% tenía el secundario completo, más del 60% algunas materias aprobadas en la universidad y un 5% eran profesionales. Para ellas significa una buena oportunidad laboral, ya que los sueldos son de alrededor de 3.500 pesos de bolsillo, algo que difícilmente pueden lograr en otra actividad. Claro que la jornada laboral empieza a las 6.30 y vuelven a casa alrededor de las 19.30 (de sol a sol, dirían los paisanos).
Se seleccionaron 30 chicas, que tuvieron 2 meses de entrenamiento. Hace una semana las primeras 18 mujeres camioneras y maquinistas aparecieron en los yacimientos. Pronto, irán otras 5 y ya se piensa en una segunda etapa de 30 trabajadoras. Es una verdadera conmoción en un ambiente tradicional de hombres.
Leyla Massry, de 23 años (una hija de 6), maneja una pala excavadora con capacidad de carga de 3.500 kilos. Antes era administrativa y dice que llegó a la industria petrolera para quedarse: "Nos van a aceptar y no pensamos abandonar." Ella está agradecida. Sólo que —afirma— "es un poco raro para ellos ver mujeres en el yacimiento y a veces nos dan risa porque nos ven como las únicas mujeres que hay en el mundo".
(Clarín-ComunicaRSE)

Se presentaron más de 400 postulantes, aunque el 40% no vivía en Rincón de los Sauces (ubicado al norte de la provincia, en el límite con Mendoza), que era un requisito indispensable.
La mayoría eran chicas de 20 a 28 años. El 90% tenía el secundario completo, más del 60% algunas materias aprobadas en la universidad y un 5% eran profesionales. Para ellas significa una buena oportunidad laboral, ya que los sueldos son de alrededor de 3.500 pesos de bolsillo, algo que difícilmente pueden lograr en otra actividad. Claro que la jornada laboral empieza a las 6.30 y vuelven a casa alrededor de las 19.30 (de sol a sol, dirían los paisanos).
Se seleccionaron 30 chicas, que tuvieron 2 meses de entrenamiento. Hace una semana las primeras 18 mujeres camioneras y maquinistas aparecieron en los yacimientos. Pronto, irán otras 5 y ya se piensa en una segunda etapa de 30 trabajadoras. Es una verdadera conmoción en un ambiente tradicional de hombres.
Leyla Massry, de 23 años (una hija de 6), maneja una pala excavadora con capacidad de carga de 3.500 kilos. Antes era administrativa y dice que llegó a la industria petrolera para quedarse: "Nos van a aceptar y no pensamos abandonar." Ella está agradecida. Sólo que —afirma— "es un poco raro para ellos ver mujeres en el yacimiento y a veces nos dan risa porque nos ven como las únicas mujeres que hay en el mundo".
(Clarín-ComunicaRSE)




Publicar un comentario


Próximos eventos




¿Qué nombre le parece a usted el más adecuado?

  • Responsabilidad Social Corporativa
  • Responsabilidad Social Empresaria (RSE)
  • Sustentabilidad

Ver Resultados