Movilidad Sostenible

Con el apoyo de

Sobre este contenido

La logística corporativa busca reducir su impacto con la movilidad eléctrica

14.09.2017 | Movilidad Sostenible
Crece a nivel global y regional el número de empresas que comienzan a mudar su logística hacia vehículos eléctricos. Cómo juegan el factor cambio climático y la cuestión económica.

De acuerdo a datos del World Economic Forum, la logística es responsable del 5,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global. La COP21 de París dejó un mensaje firme a la industria del transporte y para aquellas empresas con alto impacto ambiental asociado a su despliegue logístico: hay que reducir y mitigar para acompañar las metas nacionales.

DHL, por caso, es uno de los grupos logísticos más grandes del mundo y por lo tanto con un gran reto en materia de reducción de emisiones, y con una gran vocación de buscar socios que estén en ese camino. Un estudio de la propia empresa señalaba como una las posibles soluciones con las que enfrentar este desafío a  la “logística colaborativa” un enfoque donde “las empresas están desarrollando cada vez más nuevas formas de trabajar juntos y colaborar para competir”.

Así, el Grupo Deutsche Post DHL y Ford han presentado uno de sus vehículos eléctricos de reparto, denominados e-vans, producidos de manera conjunta en Colonia, Alemania.

El vehículo, conocido como StreetScooter WORK XL, está basado en el chasis de la Ford Transit, con una transmisión con batería eléctrica y una carrocería diseñada y construida para ajustarse a las especificaciones de Deutsche Post DHL.

Durante el 2017 se fabricarán 150 unidades en la planta de StreetScooter en Aachen, Alemania. Deutsche Post DHL utilizará las e-vans como apoyo para su servicio de reparto urbano de paquetes en Alemania. Se proyectan construir 2.500 evans de aquí a finales de 2018.

Cada unidad ahorra aproximadamente cinco toneladas de CO2 y 1.900 litros de combustible diésel al año. Con una previsión de 2.500 vehículos en servicio, esto podría suponer un ahorro total de 12.500 toneladas de CO2 y 4.75 millones de litros de combustible al año.

Dentro de la misma industria, para el año 2020 UPS planea que uno de cada cuatro vehículos nuevos funcione con combustible alternativo o con tecnología avanzada, en comparación con el 16% de estos vehículos en flota en 2016. La compañía también estableció una nueva meta, para el año 2025 planea que el 40% de todo el combustible para transporte terrestre se obtendrá de fuentes alternativas a la gasolina y diésel convencionales, un aumento del 19,6% en 2016.

Luis Valerio, director general de Vehículo Eléctrico Renault España & Portugal, deja claro que “las empresas llegan de una manera indirecta a la movilidad eléctrica. No llega porque el consejero delegado se despierte un día y diga ´¡Lo que contaminamos todos los días con nuestra flota! Nos vamos a buscar el eléctrico´”.

En cuanto al ahorro en combustible,  una comparación realizada en España da como resultado que por cada 100 km que se circule con un vehículo eléctrico se ahorre 4 euros. La inversión en un eléctrico, como el ZOE de Renault por ejemplo, para un ejecutivo comercial que haga 100 km al día  visitando a varios clientes de una ciudad, supone un ahorro de 1.000 euros netos frente a un vehículo a gasolina, una amortización que ayuda mucho en la electrificación de la flota de vehículos.

En América Latina

Toyota fue una de las primeras empresas automotrices del mundo en popularizar un auto híbrido y en introducirlo en América Latina. Nos referimos a su modelo Prius. 

El primer punto es que para el 2050 no vamos a tener más vehículos convencionales, por lo que desde ahora y en adelante vamos a trabajar en tecnología hibrida, eléctrica o de hidrógeno”, adelanta Daniel Herrero, Presidente de Toyota Argentina en diálogo con ComunicaRSE.

La decisión del gobierno argentino de bajar el arancel de importación de este tipo de autos del 35 al 5 % generó expectativas en el sector que ya se comienzan a traducir en inversiones y llegada de nuevos modelos.

A partir del cambio en la legislación, Argentina vuelve a estar conectada. A fines de año vamos a lanzar la Kangoo eléctrica .Tenemos tres empresas de la industria del courier, de consumo masivo y de la energía que ya están interesadas en la Kangoo. Todavía estamos en un mercado que está creciendo.  Esto va a dejar capacidad instalada en Córdoba sobre coches eléctricos”, contó Oliver Murget, Director para América Latina de Renault, durante el último “Salón del Automóvil de Buenos Aires” en junio de este año.

Desde Toyota también celebran los cambios en la legislación. “Fue positivo, nosotros ya hemos tenido contacto con dos compañías grandes para cambiar su flota de vehículos a híbridos, en el plazo de un año”, anticipa Daniel Herrero.

“Pero hay que tener en cuenta que Argentina está un poco atrasada en comparación con el resto del mundo. El país no tiene la infraestructura todavía y hay que armarla, en este contexto consideramos que el híbrido es una etapa intermedia para lograrlo y para crear una cultura de movilidad sustentable”, acota Herrero. 

Un caso local de una empresa que está mudando su logística hacia estas nuevas tecnologías es el de Unilever. “Con el objetivo de reducir el impacto de las emisiones de carbono de las operaciones de distribución, Unilever Argentina incorporó 8 unidades de transporte híbridas”, informa en su último reporte de acciones de sustentabilidad. Se trata de vehículos que utilizan total o parcialmente Gas Natural Comprimido (GNC), un combustible que además de ahorrar costos, permite reducir hasta un 30% las emisiones de CO2 por kilómetro recorrido frente a los motores diésel convencionales. Este cambio de combustibles logró una reducción de 650 toneladas (un 30%) de CO2 desde su implementación.

La cervecera CCU en Chile puso en marcha este año cuatro camiones totalmente eléctricos para hacer su distribución en la zona metropolitana de Santiago. Cada vehículo dejaría de emitir cerca de 16.224 kg/CO2 al medioambiente. CCU prevé reemplazar el total de su flota operativa en Santiago Centro por camiones eléctricos (cercana a los 16 vehículos). Dicen desde la empresa que la velocidad de la reconversión de la flota iniciada por CCU dependerá de cómo las nuevas tecnologías de vehículos eléctricos puedan ir supliendo las actuales demandas logísticas del negocio en otras zonas. 

Una tendencia irreversible

Pocas semanas atrás sorprendió la noticia de una colaboración entre Scania y Mc Donald´s para lograr una reducción significativa en las emisiones de carbono en operaciones de transporte desde y hasta los restaurantes. El objetivo es reducir la emisión de gases de vehículos diesel, reemplazando el 70% de la flota total de camiones de HAVI por unidades que utilicen combustibles alternativos o tecnología eléctrica para 2021 en varios países.

Algunas otras señales que hablan de una tendencia cada vez más pronunciada:

- El Gobierno de Francia se ha propuesto metas ambiciosas en movilidad eléctrica. El gobierno de Macrón anunció que pondrá fin a la venta de coches de diésel y gasolina en 2040, como parte de un plan encaminado a lograr los objetivos del Acuerdo de París contra el cambio climático.- India se ha propuesto tener una flota de automóviles totalmente eléctricos para 2030.

- Noruega también es un país pionero en coches eléctricos, que ya representan más del 20% de las nuevas matriculaciones. Es el cuarto país en alcanzar esa cifra, luego de los EE.UU, China y Japón. Además se ha propuesto metas ambiciosas como lograr que las ventas de coches eléctricos alcancen el 100% para 2030 y prohibir las ventas de coches de gasolina y diésel ya en 2025.  

- Alemania también aspira a que un millón de autos eléctricos circulen en sus carreteras en 2020.

- China sigue siendo el mercado más grande en venta de estos autos, representando más del 40% de los autos eléctricos vendidos en el mundo. Con más de 200 millones de vehículos eléctricos de dos ruedas y más de 300.000 autobuses eléctricos, China es, con mucho, el líder mundial en la electrificación del transporte. 

La industria automotriz está avanzando en proponerse metas ambiciosas como por ejemplo el caso de Volvo Cars que anunció hace poco que cada automóvil que venda a partir de 2019 tendrá un motor eléctrico, marcando un cambio importante en el futuro de su negocio. 

 

Añadir nuevo comentario