¿Cómo es la situación de la mujer en el ámbito laboral argentino?

05.09.2017 | Inclusión
Casi la mitad de los argentinos sufrió o fue testigo de algún acto de discriminación hacia mujeres. Este resultado se desprende del informe elaborado por Adecco Argentina sobre la situación actual de la mujer en el ámbito laboral y las mujeres en puestos laborales considerados tradicionalmente masculinos.

Adecco Argentina realizó un estudio sobre la situación actual de la mujer en el ámbito laboral y las mujeres en puestos laborales considerados tradicionalmente masculinos, cuarto grupo que aborda su campaña #TalentoSinEtiquetas.

El informe reveló que casi la mitad de los argentinos (48%) sufrió o fue testigo de algún acto de discriminación hacia mujeres. Este hecho es remarcado no solo por aquellas que lo padecieron sino también por hombres y otras mujeres que han sido testigos de las situaciones.

Al consultarles sobre la diversidad en los espacios de trabajo, el 83% respondió que trabajan en lugares mixtos, mientras que el 17% destacó que no hay mujeres en sus trabajos. Por otro lado, 7 de cada 10 encuestados siente que se valora de igual forma a las mujeres y a los hombres. Además, el 72% cree que las mujeres aportan una visión diferente para la resolución de problemas en el trabajo.

Un 23% respondió que no consideran que haya igualdad laboral entre hombres y mujeres. Los motivos más relevantes seleccionados por los encuestados son los siguientes: el 42% afirmó que es por el mito de que las mujeres están menos calificadas que los hombres para realizar un trabajo, otro 33% cree que la opinión de las mujeres es menos valorada y el 32% plantea el tema de la maternidad y la dificultad para conciliar la vida familiar y laboral. Asimismo, un 30% cree que es porque cobran menos sueldo, el 24% porque las mujeres no ocupan puestos gerenciales y el 12% porque son víctimas de acoso.

Por otro lado, un 75% no cuenta con un grupo específico en el que se traten temas de género dentro de la empresa en la que trabajan. Y el 35% de ellos, no cree necesario que las empresas tengan ese espacio.

Con respecto al cupo femenino en el trabajo, el 47% opina que sería una buena medida para favorecer la igualdad, mientras que un porcentaje similar opina que no es una solución para el tema. 

El 54% afirma que ha mejorado la situación de la mujer en el mercado laboral en los últimos 15 años, y mucho, mientras que otro 32% opina que sólo un poco. Para el 5% se ha mantenido estable y para el 3% no ha mejorado. Sólo el 1% cree que empeoró el rol de la mujer.

Al consultarles cuánto consideran que influyen algunos factores en el desarrollo profesional de la mujer, la maternidad y los estereotipos fueron los más escogidos por los encuestados, además de los roles gerenciales que mayormente son ocupados por hombres, las políticas de las empresas y la falta de seguridad para con las mujeres.

Además, se les propuso a los encuestados indicar el género que les parece más adecuado para realizar algunas actividades. La encuesta arrojó que, si bien la mayoría cree que tanto el hombre como la mujer puede realizar la mayoría de las actividades, se destaca que en gran medida, los encuestados prefirieron a los hombres para las actividades que requieren más fuerza física -como construir una casa, arreglar autos o temas de electricidad en el hogar-, y también para actividades que son culturalmente “típicas” de los hombres, como manejar un colectivo o arbitrar un partido de fútbol.

Añadir nuevo comentario