"El área de sustentabilidad trabaja en el desarrollo de productos financieros"

11.09.2017 | Entrevistas
Entrevista exclusiva con Mariuz Calvet, Directora de Sustentabilidad e Inversión Responsable del banco mexicano Banorte, una de las instituciones financieras de la región que están a la vanguardia en integración de la sustentabilidad en el corazón de su negocio. Su dirección reporta directamente al área de finanzas y es responsable del análisis financiero de los "riesgos de sustentabilidad".

En 2009 el Banco anuncia un cambio de paradigma y yendo de un enfoque más filantropíco hacia una estrategia integral de sustentabilidad ¿Cómo se dio ese proceso?

Anteriormente, el área de Responsabilidad Social de Banorte, realizaba los clásicos programas de voluntariado y de iniciativas sociales a través de la Fundación Banorte. Pero en 2009, hacemos un convenio con el International Finance Corporation (IFC), para financiar un proyecto, pero ellos nos dicen que, para participar y aliarnos en el convenio, necesitábamos desarrollar un sistema de manejo de riesgos en las operaciones de crédito, -de riesgo ambientales y sociales-, y nos ponen un plazo para instalar este sistema.

En ese punto empezamos a entender que para tener acceso a los nuevos mecanismos de financiamiento y a las nuevas estructuras para participar en diferentes proyectos, debíamos analizar e incorporar otras consideraciones distintas a la del negocio. Para ello, trabajamos con la Universidad de Medio Ambiente en México para que nos asesorara sobre cómo podíamos construir este sistema de manejo de riesgo. Ellos nos ayudaron a integrar el análisis ambiental con el proceso tradicional del crédito. Luego en 2012 firmamos los principios de Ecuador y también incorporamos las normas de desempeño del IFC.

Por último, lo que hicimos de manera correcta, fue integrar, desde el día uno, el perfil los analistas de créditos con el de los ingenieros ambientales, técnicos en biodiversidad, etc. Esto nos ayudó a tener todo unificado, hasta en los formularios.

En el informe integral de 2016, se hace referencia a los “riesgos de sustentabilidad”, ¿qué incluyen en esa definición?

Son riesgos que incluyen un posible impacto ambiental negativo o social negativo, o es una empresa o proyecto que está relacionado con controversias reputacionales, tales como algún escándalo mediático, temas de corrupción o de gobierno corporativo negativo. Por lo tanto, la sustentabilidad la abarcamos desde lo social, lo ambiental y desde gobierno corporativo y aparte de analizar el proyecto, analizamos la empresa

¿Cómo está conformada el área de sustentabilidad de Banorte? ¿Qué competencias tienen?

El área de sustentabilidad está bajo el paraguas de la Dirección General Adjunta de Finanzas y Operaciones. Esto para nosotros es muy afortunado y encaja perfecto en nuestro trabajo, porque el trabajo de la Dirección de Sustentabilidad tiene, por un lado, finanzas sostenibles, que es todo el análisis de riesgo y crédito, el análisis de riesgos en cartera de inversión, la implementación de los principios de inversión responsables y el desarrollo de productos financieros sustentables. En esta línea, también trabajamos mucho con Gobierno, lo que nos permite financiar proyectos en ciudades que tengan un contenido de sustentabilidad.

Otro eje del área es el cuidado de la huella ambiental, que está dentro de Operaciones y que tiene a su cargo todos los edificios y sucursales de Banorte. En este punto, tenemos metas en reducción de emisiones, en consumo de energía, en ahorro de papel y manejo de residuos en los edificios.

También trabajamos el tema social, -un eje muy cercano con recursos humanos y cultura organizacional-, para estar en línea con todos los puntos que tocan a los colaboradores, como diversidad, género, inclusión, capacitación y desarrollo social.

Los tres pilares anteriores, son principalmente de implementación y de iniciativa, pero también somos un área generadora de información. Trabajamos un cuarto eje que es el de transparencia y alianzas. Somos un área muy activa en reporte para todos esos requerimientos de información que tenemos, como los calificadores e inversionistas.

Banorte es muy activa en la divulgación de sus avances en diversos índices y rankings de sustentabildad ¿Cuáles son los índices claves para ustedes?

Nosotros estamos en el Carbol Disclosure Project, el Dow Jones Sustainability Index, el Ftse4good, en el Vigeo-Eiris para mercados emergentes y en el IPC sustentable de la Bolsa de México.

¿Qué modificaron en la estrategia a partir de información identficada en esos índices?

Observamos que los índices en gobierno corporativo eran realmente estándares muy altos y en nuestro caso, vimos que ahí era donde teníamos la mayor área de oportunidades.

En gobierno corporativo, son exigentes en diferentes temas vinculados a por ejemplo, que la renumeración variable de la la alta dirección y del CEO esté vinculada a objetivos de sustentabilidad. Estos índices te califican con base a la información publicada y nos dimos cuenta que no teníamos toda la información de manera pública, por lo que nos planteamos brindar esos datos, ya que queríamos demostrar que éramos transparentes y no teníamos nada que esconder.

Esto fue un punto que cambió a partir de la participación de los índices, ser más transparentes y tener un mejor gobierno corporativo.

¿Qué ventajas del mercado le da la incorporación de esta estrategia?

Hace unos años, hicimos un estudio del perfil de nuestros inversionistas y observamos que se ha modificado la base de inversionistas hacia inversionistas más responsables. Entonces para nosotros, saber que se nos está considerando una empresa sana, un grupo financiero sustentable y que tenemos menos riesgos en gobierno corporativa, es una ganancia de negocios frente a nuestros inversionistas.

Por otro lado, en temas de huella ambiental, tenemos mucha presencia y muchos colaboradores y nos parece que ha sido responsable incorporar el tema y que nuestros clientes sepan que estamos haciendo esfuerzos.

América Latina es un lugar de baja bancarización, ustedes lo asumieron como una oportunidad y una responsabilidad ¿Porqué es una oportunidad para Banorte?                    

Hemos decidido apostar en los dos temas, que como sector financiero podíamos tener un impacto en la gente, que son educación financiera e inclusión financiera.

En el tema de inclusión financiera, consideramos todo lo vinculado a los avances tecnológicos, mejoras en las aplicaciones en los sistemas bancarios, y no lo incluimos en bancarización porque muchos de esos avances tecnológicos y digitales son para la gente que ya tienen acceso financiero.

Por el lado de inclusión, creemos que a través de programas de educación financiera podemos acercar a la gente a que entienda los beneficios de participar en el sistema financiero establecido.

¿Cómo lo hacen?

A través de la Fundación Banorte pudimos encontrar una oportunidad en capacitar a profesores de sistema de educación pública. Además trabajamos con distintos Estados, y no solamente educamos a los niños si no también a los profesores y directivos de colegio. En esta línea, estamos integrando el contenido de educación financiera.

También tenemos un programa vinculado al fondo de ahorro para el retiro, para enseñar a generar los principios de cuentas para que la gente empiece a armar cuentas de ahorro.

Buscamos, desde diferentes perspectivas, consolidar iniciativas de educación financiera para lograr que la gente se bancarice.

En su análisis de materialidad, están muy fuertes las demandas desde la perspectiva del cliente ¿Por qué se da esto y cómo están respondiendo a esta demanda?

Uno de los ejes a trabajar es cobertura de negocio, que es en donde estamos presentes, es decir, la presencia territorial. Aunque estamos en todo el país encontramos áreas de oportunidad, por ejemplo, en 2016 decidimos hacer una iniciativa de sucursales móviles, que llegan a comunidades marginadas, y ofrecemos contenido de educación financiera a aquellos interesados, para que pueda saber cómo participar.

Otro tema que hemos trabajo mucho es la responsabilidad sobre producto, que es la información que se da sobre el producto y cómo se ofrece.  

En este punto tenemos mucho trabajo, principalmente con las áreas comerciales porque tienen dinámicas de mucho tiempo, y debemos cambiar esa mentalidad que cualquier recurso es bueno para colocar un producto. Para ello, trabajamos en capacitaciones y tenemos que cambiar los formatos para dejar en claro la información en los formularios.

¿Cómo responde a la demanda ética de los grupos de interés que también aparece en su matriz de materialidad?

En México hubo temas importantes de crisis de corrupción en 2014, y eso afecto a toda la industria. Por eso es importante para nosotros el tema del gobierno corporativo, demostrar que hacemos las cosas bien, ser éticos y transparentes.

Para terminar ¿Cómo fue el recorrido personal y profesional que te lleva hasta hoy a la Dirección de Sustentabilidad de Banorte?

Soy abogada y siempre me interesaron los temas de Derechos Humanos y de Derecho Ambiental. Cuando estudie los temas ambientales no tenían la fuerza que hoy tienen, y no había ninguna especialización, era solamente una convicción propia.

Luego, tuve una etapa de desempeño académico, fui directora de una Licenciatura en Monterrey, dirigí la Licenciatura en Relaciones Internacionales y daba clases de estos temas.

Después tuve acercamiento con las empresas para ayudarlas a escribir sus primeros informes de sustentabilidad.  Comencé a redactar estos informes e hice el curso de certificación GRI en Canadá. Cuando volví, empecé a participar como consultora en distintos sectores y junto con una socia brindábamos asesoría, en sector de Telecomunicaciones. Trabajé con distintos sectores y empecé a consolidar estrategias de sustentabilidad en empresas como consultora. Después me invita Banamex Citi como directora de sustentabilidad y luego me paso a Banorte, y terminé especializándome en sector financiero.

Añadir nuevo comentario