Por críticas a la certificación RSPO

HSBC inicia investigación a empresa productora de aceite de palma en Indonesia

25.07.2017 | Transparencia
El banco inició una investigación propia a Noble Plantations, uno de los clientes de HSBC, por denuncias de deforestación en bosques de Indonesia. La investigación surge luego de los cuestionamientos a la efectividad de la certificación RSPO.

Hace cinco meses, HSBC actualizó su política de inversión y de aceite de palma luego de que cientos de miles de personas exigieran que dejara de financiar a empresas que destruyeran los bosques de Indonesia.

Como primera medida, el banco inició una investigación a Noble Plantations, parte de Noble Group, que es uno de los clientes principales de HSBC.  La investigación surge luego de que Greenpeace y una Agencia de Investigación Ambiental presentaran evidencias de que esta empresa estaba a punto de deforestar un área de bosque en Papua tres veces más grande que Manhattan. Las ONG presentaron estas evidencias a tres bancos, además de HSBC, a BN Amro, ING y Rabobank. Todos se negaron a presentar una queja a la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés), el organismo de la industria que certifica a Noble por su producción sostenible.
La organización SOMO también ha presentado nuevas evidencias de las fallas de la certificación RSPO recientemente.

Si bien HSBC se negó a presentar una queja oficial, comunicó la evidencia a la RSPO e inició una investigación propia. Como se informó en el Financial Times, la RSPO también ha aconsejado a Noble deje de trabajar hasta que la investigación se complete.

HSBC avanza con esta investigación en un nuevo tipo de vigilancia activa de las inversiones. Esto sienta un precedente para la industria financiera que afirma estar comprometida con la sustentabilidad.

Desde que HSBC publicó su nueva política en febrero, otros bancos también han tomado medidas para mejorar su postura sobre inversiones en empresas de aceite de palma. BNP Paribas publicó recientemente una nueva política que robustece su posición en este tema. . El Banco de Singapur DBS ha pasado presentado su política sobre el aceite de palma hace poco. Greenpeace afirma seguir presionando a la Standard Chartered y a Deutsche Bank, los cuales han prometido presentar nuevas políticas, pero aún no han llegado a hacerlo.

Añadir nuevo comentario