Las grandes marcas se alejan del sello Fairtrade de Comercio Justo

14.08.2017 | Cadena de valor
Mondelēz International, Sainsbury, Tesco son algunas de las empresas que están decidiendo dejar de certificar sus cadenas de valor con el sello Fairtrade.

La noticia de que Mondelēz International dejaría de etiquetar sus chocolates Green & Black's. on la certificadora de comercio justo Fairtrade llega después de que Sainsbury anunciara  cambiar el sello Fairtrade por un sello propio para certificar su marca de té Premium.

Si bien la marca de chocolates Green & Black's de Mondelēz International se ha posicionado por utilizar cacao orgánico y sello de comercio justo, en las nuevas barras de chocolate oscuro de la edición del terciopelo se han eliminado ambas etiquetas de sus empaques.

Mondelēz International afirmó que reemplazará el sistema de certificación Fairtrade por un sistema propio Cocoa Life, creado por Mondelēz,  que se presenta como una alternativa "líder mundial" con la escala y la influencia para ayudar a los agricultores a cultivar cacao en los países en desarrollo. Sigue así los pasos de Sainsbury de usar un sistema propio.

El sello de Fairtrade también está siendo retirado de la cadena de productos lácteos de Cadbury este mes. En 2019, toda la gama de chocolate de Cadbury en el Reino Unido e Irlanda - incluyendo Flake, Twirl y Wispa - mostrará el sello de Cocoa Life.

Para añadir al golpe contra la certificadora Fairtrade, la empresa de retail Tesco también anunció cambios en sus sistemas de certificación. Anunció la semana pasada que comenzará a trabajar con el sistema de la Rainforest Alliance en su cadena de café y té en 2018.

Unos 1,65 millones de agricultores y trabajadores de más de 74 países en desarrollo se benefician del sistema Fairtrade, que garantiza condiciones de trabajo decentes, un precio mínimo y una prima para los trabajadores. El sello ha cumplido 25 años y Fairtrade es ahora una operación global de $ 2 mil millones de dólares al año. En Gran Bretaña, donde el sello es más popular, se dice que casi el 80% de las personas reconocen su logotipo distintivo.
Las organizaciones que lo impulsaron,  Oxfam y el World Development Movement, reconocieron los riesgos de los anuncios de cierre de Mondelēz International, Sainsbury, Tesco.

Rachel Wilshaw, gerente de comercio ético de Oxfam GB, advirtió: "Existe el riesgo de que los compradores se sientan confundidos cuando algunas marcas y minoristas se alejan del sistema Fairtrade para introducir sus propios esquemas de certificación. Con la marca Fairtrade en los productos, los consumidores son claros sobre lo que están recibiendo".

Brad Hill, gerente de estrategia de Fairtrade, añadió: "Como un negocio orientado al cliente, nos preocupa la introducción de esquemas éticos que fácilmente se confundirán con Fairtrade y los beneficios que Fairtrade ha entregado".

Glenn Caton, presidente de Mondelēz en el norte de Europa, insistió en que la compañía se apegaría a los principios fundacionales de Green & Black. "Gran gusto, alta calidad y un compromiso con la sostenibilidad - nunca vamos a comprometer esas promesas, y permanecer leal al patrimonio de la marca", dijo.

Añadir nuevo comentario