Nueva Guía de Verificación pone a los DD.HH. en el centro del debate sobre gobierno corporativo

04.10.2017 | DDHH
La guía presentada por Mazars y Shift ayuda a los auditores y verificadores a evaluar el desempeño de las empresas en derechos humanos.

Esta Guía ayuda a los profesionales a garantizar que su trabajo desempeña un papel valioso en las auditorías y verificaciones en derechos humanos.

Desarrollada por la firma internacional de contabilidad y asesoría Mazars, junto a la ONG Shift, la Guía se basa en los Principios Rectores para Empresas y DD.HH de la ONU de 2011 y en el Marco de Reportes de los Principios Rectores de 2015. Este marco de información ayuda a las empresas a garantizar su alineación con los Principios Rectores de la ONU. La guía busca ser una hoja de ruta para los auditores internos que quieran asegurar el desempeño de las compañías en materia de derechos humanos. También ofrece apoyo a los auditores externos mientras supervisan la veracidad de los informes sobre derechos humanos de las compañías.

La Guía se apoya en la idea de que el gobierno corporativo se ha convertido en un claro enfoque estratégico para abordar comportamientos no éticos en los negocios. Un negocio que entiende y divulga con conocimiento su desempeño  en el respeto de los derechos humanos es probable que esté liderando en sus responsabilidades sobre gobierno corporativo.

El profesor John Ruggie, autor de los Principios Rectores de la ONU, comenta: "Hoy en día, cualquier empresa que desee demostrar su sostenibilidad o su contribución al desarrollo sostenible debe mostrar cómo está impulsando el respeto de los derechos humanos a través de sus operaciones y cadenas de valor. El aseguramiento independiente tiene un papel vital que desempeñar en la mejora de la credibilidad de lo que se informa a la Junta directiva, y lo que se reporta al público externo”.

Richard Karmel, Jefe de Servicios en Derechos Humanos de Mazars, ha declarado: "La UE exige ahora a las juntas directivas de todas las empresas públicas de la UE con más de 500 empleados que conozcan e informen cómo sus organizaciones identifican y abordan riesgos relacionados a los derechos humanos. Sus inversores, sus clientes y sus empleados tienen derecho a saber sobre el progreso que están haciendo: ya no basta con decir 'no me di cuenta'. Tales demandas hacen que las funciones de auditoría interna y externa sean más importantes que nunca. Es importante destacar que la organización Global and Chartered Institutes of Internal Auditors ha dado pleno respaldo a esta Guía”. 

Para acceder a la guía hacer click aquí.

Añadir nuevo comentario