Sólo 3 de 17 marcas de celulares disponen de repuestos para promover su reparación

04.07.2017 | Economía Circular
Fairphone, Dell y HP son las únicas compañías que ponen a disposición del público piezas de repuesto y manuales de reparación, mientras que los productos de marcas como Apple, Samsung y Microsoft están entre los menos fáciles de reparar y actualizar, según la última guía de productos tecnológicos de Greenpeace.

Greenpeace East Asia, en asociación con la comunidad de reparación iFixit, evaluó más de 40 smartphones, tabletas y portátiles más vendidos entre 2015 y 2017. Diecisiete marcas estuvieron representadas en el estudio. La evaluación se basa en el ranking de reparabilidad de iFixit, que considera el tiempo necesario para reparar el producto, la capacidad de actualización y modularidad del dispositivo, así como la disponibilidad de piezas de repuesto y manuales de reparación.

"De todos los modelos evaluados, encontramos algunos productos de primera clase, los cuales demuestran que el diseño para la reparabilidad es posible. Por otra parte, una serie de productos de Apple, Samsung y Microsoft están cada vez más diseñados de manera que dificulta la reparación, lo que acorta la vida útil de estos dispositivos y se suma a los crecientes depósitos de residuos electrónicos ", dijo Gary Cook, Analista de Sector TI en Greenpeace USA.

"Mejorar la reparabilidad de los productos electrónicos es técnicamente alcanzable y las marcas deben dar prioridad a esto en el diseño del producto. Como primer paso, es fundamental que todas las marcas sigan los pasos de Dell, Fairphone y HP y que hagan disponibles manuales de reparación y repuestos. "

LG es la marca que se posicionó en el primer lugar del ranking de reparabilidad de iFixit el año pasado, pero su teléfono más reciente tiene varios problemas de diseño que afectan su reparabilidad. Junto a Apple y Samsung, tiene los equipo que son más fáciles de reparar.

El estudio destaca que casi el 70% de todos los dispositivos probados tenían baterías que eran imposibles o difíciles de reemplazar debido a decisiones de diseño y el uso de adhesivos fuertes para fijar la batería a la carcasa. El smartphone Galaxy S8 de Samsung y el MacBook de Apple ejemplifican esta mala práctica, con las baterías completamente adheridas a los paneles del dispositivo

Otra dificultad encontrada en los aparatos es que se desalienta la reparación a través de nuevos tornillos y piezas que requieren herramientas no estándar de reparación. El iPhone de Apple, el R9m de Oppo y el P9 de Huawei son sólo algunos de los dispositivos que requieren herramientas especiales para realizar reparaciones.

Además, muy pocos fabricantes proporcionan a los usuarios información sobre cómo arreglar sus productos a través de manuales de reparación o piezas de repuesto. De las 17 marcas representadas en la encuesta, sólo 3 de ellas -Dell, Fairphone y HP-proporcionan todas las piezas de repuesto y manuales de reparación.

El año pasado, en una entrevista con ComunicaRSE, Gay Gordon, Directora Ejecutiva de Repair.org, una asociación de reparadores electrónicos, destacó la importancia de que las empresas de tecnología e informática apuesten por hacer más durables sus equipos y no tanto por programas de reciclaje.

“Si más del 70% del costo ambiental y social de producir un celular está en el nivel de la producción, entonces este costo se puede evitar cambiando los sistemas de producción, no sólo creando sistemas de reciclaje. Por ello la estrategia no debe pasar por el reciclaje únicamente, hay que garantizar que los productos duren y puedan ser reutilizados lo más posible. Pero para ello las empresas deben tener una estrategia que permita la reparación de sus equipos. Estamos en diálogo con muchas empresas interpelando a sus gerentes de sostenibilidad en este sentido, para implementar en las estrategias una nueva letra “R” de reparar”.

 

 

Descargar archivos adjuntos

Añadir nuevo comentario