Unilever desarrolla tecnología para evitar que millones de sachets y bolsas terminen en los océanos

11.05.2017 | Economía Circular
A través de un sistema llamado CreaSolv Process, el plástico de los sachets y bolsas será recuperado y luego utilizado para crear productos nuevos para Unilever.

Se trata de una apuesta más de Unilever para lograr un enfoque de economía circular completa. La compañía vende miles de millones de productos en sobres de un solo uso cada año, incluyendo cosméticos y productos alimenticios, particularmente en mercados emergentes y en desarrollo. Esta semana anunció que ha desarrollado una nueva tecnología para reciclarlos, lo que evitará que los envases terminen en nuestros océanos o en vertederos.

El protocolo de reciclaje para productos de consumo envasados ​​en botellas y tubos de plástico es bastante sencillo. Pero reciclar bolsas y sachets es más complejo. Unilever se asoció con el Instituto Fraunhofer de Ingeniería de Procesos y Embalaje IVV en Alemania para desarrollar CreaSolv Process, una nueva tecnología innovadora para reciclar los residuos de bolsitas.

A través de una planta piloto en Indonesia se buscará que 1,3 millones de toneladas de sachets que produce el país no terminen en los océanos. Este piloto busca probar la viabilidad comercial a largo plazo de la tecnología.

"Miles de millones de sachets se usan una vez y simplemente se tiran, terminando en vertederos o en nuestros canales y océanos. Tenemos la intención de hacer esta tecnología de código abierto y esperamos ampliar la tecnología con los socios de la industria, por lo que otros - incluyendo nuestros competidores - pueden utilizarlo", dijo David Blanchard, jefe de investigación y desarrollo de Unilever.

"Hay un claro argumento económico para entregar esto. Sabemos que a nivel mundial se pierden de 80 a 120 mil millones de dólares a la economía al no reciclar adecuadamente los plásticos cada año. Encontrar una solución representa una gran oportunidad.", agregó

El Dr. Andreas Mäurer, jefe de departamento de reciclado de plástico del Instituto Fraunhofer de Ingeniería de Procesos y Embalaje IVV, que ha desarrollado la tecnología con Unilever, dijo: "Con esta innovadora planta piloto podemos realizar por primera vez el reciclaje de productos de alto valor y polímeros procedentes de sobres multicapas post-consumidor".

La tecnología CreaSolv Process se inspiró en una innovación utilizada para reciclar televisores, en los que los retardantes de llama bromados se separan de los residuos de equipos eléctricos y electrónicos. Durante el proceso, el plástico se recupera de la bolsita y luego se utiliza para crear nuevas bolsitas para los productos de Unilever.

La Fundación Ellen MacArthur predice que nuestro océano podría contener más plástico que pescado en 2050. Recientemente, Unilever se comprometió a reducir a un tercio el peso de los envases utilizados el año 2020 y a aumentar el uso de contenido de plástico reciclable en al menos un 25% en sus envases para 2025.

Si bien esta nueva tecnología representa un gran paso adelante, los residuos plásticos son un reto multifacético que requerirá una innovación continua en tecnología, diseño, modelos de entrega y materiales para crear una economía circular completa para los plásticos. Unilever continuará su trabajo con la iniciativa de la Fundación Ellen MacArthur y continuará buscando soluciones adicionales.

Añadir nuevo comentario