Tercer Foro Global: Empresas por la Igualdad de Género

OPINIÓN
Virginia Meneghello
Docente de gestión de Diversidad en UADE
La situación de inequidad que aún persiste en materia de género no es responsabilidad de un solo sector
05.12.2016 | Opinion

Del 21 al 23 de noviembre se llevó a cabo en Panamá el 3er Foro Global de Empresas por la Igualdad de Género donde participaron autoridades de gobierno, líderes de organizaciones sociales, sindicales, organismos internacionales y académicos a nivel global.

Durante los tres días de la jornada hubo un mensaje muy claro a través de los diferentes panelistas: la importancia de la igualdad en el compromiso para poder revertir la situación de inequidad que aún persiste en materia de género, y esta no es responsabilidad de un solo sector, sino que incluye gobiernos, empresas, organizaciones sindicales y organizaciones de la sociedad civil. Cada actor tiene un poder de llegada, de gestión y de posibilidad de cambio que combinados tienen una gran potencia.

A lo largo del Foro se presentaron diferentes estudios que describieron como perduran algunas realidades y lo difícil de romper con las inequidades. Un estudio de las 500 empresas más importantes del mundo, publicado por Fortune, reveló que las 25 empresas más exitosas en promover la llegada de mujeres a cargos directivos incrementaron sus ganancias de 18% a 69% en 20 años. Aún así sigue siendo complejo romper con los estereotipos de género. Avanzan las décadas, los programas, las políticas, pero no encontramos grandes cambios en la situación de las mujeres y los puestos directivos.

Las mujeres están incorporadas al mundo del trabajo pero no siempre en igualdad de condiciones; aquí es donde la equidad como concepto práctico queda desdibujado. Otro tema no menor es la disparidad en la región que presentan las remuneraciones percibidas a iguales tareas laborales. Sin lugar a dudas este último es un tema que sigue siendo áspero para abordar en las Compañías, también quedó demostrado en este Foro que todavía falta mucho trabajo en algunas industrias que son predominantemente mas masculinas. Hay temas que parecen ser un dejá vu porque en diferentes espacios son abordados, siempre están presentes y aun no se ha podido encontrar respuestas satisfactorias. A los temas mencionados anteriormente también debemos sumarle la triple jornada de trabajo de las mujeres, el rol, sobretodo en la región, de la mujer y el cuidado tanto de la familia descendiente como ascendente; la falta de visibilización de las mujeres dentro de los espacios de poder, la falsa meritocracia que enmascara procesos democráticos que no son tan equitativos.

Un informe de 500 empresas de Catalyst muestra que si bien las mujeres están en el mundo del trabajo, lo interesante es ver cómo están distribuidas, la mayor concentración de mujeres se encuentra en los mandos medios alcanzando un 36,4%, mientras que en el extremo de la punta de la pirámide en la silla de CEOS hay un 4,0%. En el medio encontramos seniors managers en un 25,1% y en los boards un 19,9% una gran diferencia en este último plano si lo comparamos con los últimos años de gestión.

Por su parte Guadalupe Castañeda Campos, líder de mercados en crecimiento de E&Y México comentó que a través de una investigación realizada por la firma identificaron 4 grandes desconectores que están haciendo retroceder a los negocios en la Diversidad de género en sus consejos. 1. La desconexión de la realidad: los líderes empresariales asumen la cuestión como que está casi resuelto, a pesar de los pocos avances en sus Compañías. 2. La desconexión de datos: Las empresas no miden efectivamente. Las mujeres están progresando a través de la fuerza de trabajo y en liderazgo senior. 3. La desconexión del pipeline: Las organizaciones no están creando mecanismos para futuras líderes femeninas. 4. La percepción y la perspectiva se desconectan: Porque hombres y mujeres no ven el problema de la misma manera.

Durante el Foro, la Vicepresidenta de la República Dominicana, Margarita Cedeño mencionó que “la gran epidemia de este siglo son las desigualdades” y que si seguimos fallando en la respuesta que damos vamos a paralizar el presente y embargar el futuro. En este sentido estamos hablando de muchas desigualdades y una dimensión es la de género. Se han realizado avances pero la “promesa de género, sigue siendo eso, una promesa” y no hay justificación para tal desigualdad.

Trish Gyorey deMc Kinsey mostró como MGI identificó 75 intervenciones con seis tipos de acciones para abordar la inequidad de género en la zona de impacto:

  • Incentivos financieros y apoyo: políticas tributarias.
  • Tecnología e infraestructura: Aplicaciones de contenido digital – factibilidad en el cuidado de niños y ancianos asequible.
  • Creación de oportunidades económicas: Políticas del lugar de trabajo que fomenten la diversidad- iniciativas en la cadena de valor – habilidades y creación de trabajo.
  • Construcción de capacidades: educación en salud reproductiva – educación financiera - Formación en instituciones y para miembros de la comunidad.
  • Abogar y moldear actitudes: Campañas en medios y redes sociales- Capacitación en sesgos inconscientes – Diálogos comunitarios.
  • Legislación, políticas y regulaciones: Desarrollo de fuertes leyes de género –Cuotas de representación política – Aplicación efectiva de las normas.

Desde el Sello de Igualdad de Género para compañías Públicas y Privadas del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo están trabajando en el seguimiento del III Foro con las contrapartes gubernamentales del PNUD en varias regiones y con 30 compañías, están comenzando el programa de certificación de Empresas por la Igualdad en África y Europa.


Virginia Meneghello, docente de gestión de Diversidad en UADE y Co fundadora de la RED de empresas por la diversidad en UTDT junto a Irma Tuñon Berrocal, consultora en proyectos sociales en Panamá.

Añadir nuevo comentario

Hubs