Cinco estrategias para solucionar las debilidades de los fondos para el clima

22.05.2017 | Cambio Climatico
El World Resources Institute presenta un informe que analiza los fondos multilaterales para el clima y el uso de las finanzas públicas para ayudar a impulsar la transformación económica y social necesaria para hacer frente al cambio climático. Presenta cinco estrategias clave para solucionar la superposición de funciones y la duplicación de esfuerzos que genera la proliferación de fondos.

El informe examina siete fondos multilaterales clave para el clima y se recomiendan reformas operacionales y arquitectónicas para mejorar su capacidad para ofrecer un desarrollo de soluciones para luchar contra el cambio climático.

El World Resources Institute sostiene que se necesitan miles de millones de dólares para que en la próxima década se logren evitar los impactos más catastróficos del cambio climático. Las mayores sumas de capital residen en el sector privado, y la alineación de estos fondos de inversión con el clima y los objetivos de desarrollo sostenible es clave. Aunque es menor en cantidad, las finanzas públicas también desempeñan un papel crítico.

Los fondos multilaterales para el clima enfrentan una serie de desafíos para lograr su pleno potencial. Durante las dos últimas décadas, ha habido una proliferación de fondos bilaterales y multilaterales que proporcionan financiación climática, cada uno respondiendo a necesidades que surgieron en diferentes momentos. Entre los fondos climáticos multilaterales, el resultado ha sido la superposición de funciones y la duplicación de esfuerzos. Por ello, el World Resources Institute propone soluciones para aumentar el impacto de los fondos multilaterales sobre el clima, basados ​​en una extensa revisión de la literatura y entrevistas con más de 50 partes interesadas.

El informe presenta cinco estrategias clave para el éxito: aumentar el impacto, promover una mayor apropiación del país, mejorar la eficiencia, apoyar la asignación equitativa y aumentar la rendición de cuentas de las operaciones.

“Para mejorar su eficacia, estos fondos deberían emprender una serie de reformas operativas y arquitectónicas. A corto plazo, los fondos deberían definir sus mandatos y especializaciones para asegurar una mejor división del trabajo; En el largo plazo, algunos fondos pueden necesitar fusionarse o cerrarse”, argumenta el World Resources Institute en el prólogo del documento.

Este informe se centra en siete fondos multilaterales sobre el clima. Cinco son explícitamente parte del marco institucional de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC): el Fondo Verde para el Clima (GCF), el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el Fondo de Países Menos Adelantados, (SCCF) y el Fondo de Adaptación (AF). Los dos Fondos de Inversión Climática (CIF) -el Fondo de Tecnología Limpia (CTF) y el Fondo Estratégico para el Clima (SCF )- están fuera del marco de la CMNUCC. El SCF abarca otros tres programas: el Programa Piloto para la Resistencia al Clima (PPCR), el Programa de Inversión Forestal (FIP) y el Programa de Ampliación de la Energía Renovable en Países de Bajos Ingresos (SREP).

 

Descargar archivos adjuntos

Añadir nuevo comentario