Grupo Newsan realiza Evaluación del Impacto Social de su estrategia de RSE

02.05.2017 | Entrevistas
El Grupo Newsan llevó adelante un Estudio de Evaluación del Impacto Social de sus estrategias de responsabilidad social en las zonas de influencia de la empresa: Saavedra, Ushuaia, Campana, Avellaneda y Monte Chingolo. En una entrevista exclusiva, Germán Pérez, responsable del área de Asuntos Públicos de Grupo Newsan, describió los desafíos y oportunidades que tiene este tipo de estudios para las empresas. También estuvieron presentes en la entrevista las consultoras responsables del diseño del estudio, quienes nos describieron la cocina de la investigación.

En una charla con ComunicaRSE, Germán Pérez de Grupo Newsan y las consultoras Fernanda Marmorek y Verónica Rubin de Social Impact, responsables de llevar adelante este análisis de Impacto Social, describieron el proceso de investigación que se inició en 2016 y concluyó hace unos pocos meses.

Germán Pérez destacó que fue el área de Relaciones Institucionales de Grupo Newsan quién se contactó con la consultora porque estaban interesados en realizar un análisis del impacto social de su estrategia de RSE. Estaban buscando entender cuáles eran las principales problemáticas sociales existentes en las comunidades donde la empresa opera y comprender la percepción de sus grupos de interés y los impactos de sus actividades en la comunidad.

“Había una necesidad concreta de comenzar a ser más asertivos respecto a la inversión social privada de la organización. Teníamos muchos programas pero no sabíamos si estas actividades eran consecuentes con las necesidades de la comunidad y de la empresa. Tampoco sabíamos si lo que estábamos haciendo tenía un impacto genuino en la comunidad”, afirma Pérez.

A partir de este primer contacto a fines de 2015 , la consultora comenzó a diseñar una metodología de investigación que permitiera analizar y describir el estado de situación integral de la gestión de la RSE del Grupo Newsan.  Verónica Rubin, una de las consultoras involucradas en el diseño de la investigación, comenta al respecto:  “El primer paso fue definir el alcance del estudio. Se decidió que este abarcaría a toda la comunidad donde se encuentran sus plantas, en Ushuaia, Avellaneda, Campana y Monte Chingolo; además de la comunidad donde se encuentran sus oficinas como Saavedra y CABA. Finalmente también se terminó involucrando a actores indirectos como los proveedores y clientes”.

El proceso de obtención de la información consistió en varias etapas que se implementaron durante todo el 2016. Por un lado, se realizaron encuestas para obtener datos cuantitativos y un relevamiento de las condiciones de vida de las comunidades mencionadas. Además se sumaron a trabajadores sociales de las localidades estudiadas para realizar entrevistas en profundidad a referentes clave y aportar al estudio un eje cualitativo.
"El mayor esfuerzo se enfocó principalmente en Ushuaia donde la empresa tiene más plantas. Allí se entrevistaron a diez líderes de opinión de la comunidad, y al 20% de los proveedores y clientes de la empresa, además realizamos entrevistas a con los distintos referentes de área, como Compras, Ventas, RRHH, Industrial. Finalmente, complementamos con encuestas a empleados, una guía de relevamiento del barrio, encuestas a comercios  y entrevistas en profundidad a referentes de barrio", agregó Rubin .

Con este estudio, el Grupo Newsan buscaba obtener información clave para redefinir su estrategia de RSE en función de las necesidades de la comunidad y  lograr acciones de mayor impacto. Germán Pérez destaca el valor de este tipo de estudios comparado con un simple análisis de materialidad: “Iniciar el diseño de una estrategia de RSE con un análisis de impacto es la mejor forma de comenzar. El análisis de materialidad ayuda a entender las expectativas de tus grupos de interés en relación a tu estrategia de RSE. Pero un análisis de impacto te permite además detectar el contexto donde se insertan esas expectativas. Entender cuál es la problemática de la comunidad independientemente de lo que el grupo de interés te dice o te cuenta. La diferencia es que el análisis de materialidad trabaja sobre percepciones y el análisis de impacto aporta datos estadísticos y sociológicos del contexto”.

Pérez agrega que el estudio fue el primer paso para redefinir la estrategia de RSE, que ahora está alineada a tres ejes claves: inclusión social, educación y medio ambiente. Además, destacó el valor que les aportó para el diseño de una línea de base que ayude evaluar el progreso de las acciones y de una plataforma de medición de resultados (Balance ScoreCard).

Durante la charla, nos adelantó el lanzamiento de Newsan IN, el primer programa de inclusión social de la empresa, que contempla a un colectivo con diversidad (incluye diversidad LGBT y cuotas de género) y con foco en la formación técnica y la empleabilidad. Pérez destaca el trabajo de este programa en fomentar el cooperativismo ya que la empresa ayudará a los participantes a formar una cooperativa de trabajo que se dedique a la reparación de electrodomésticos.

Al finalizar, las consultoras Marmorek y Rubin destacaron que uno de los mayores desafíos de estos estudios no está en la recolección de información sino más bien en vencer los temores de las empresas a obtener resultados negativos. “Cuando se comenzó a percibir que los resultados eran positivos, que el objetivo del estudio era ser constructivo, y que la idea era sumar y no restar, la recepción fue más permeable”, agregó Marmorek.

Se adjunta en esta nota la primera parte del Estudio de Análisis de Impacto Social. 

 

 

Descargar archivos adjuntos

Añadir nuevo comentario